martes, 7 de octubre de 2014

El Corredor Del Laberinto



James Dashner - Nocturna Ediciones
"The Maze Runner"


"Bienvenido al bosque. Verás que una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora, nos llegan víveres. Una vez al mes, siempre el mismo día y a la misma hora, aparece un nuevo chico, como tú. Siempre un chico. Como ves, este lugar está cercado por muros de piedra… Has de saber que estos muros se abren por la maña na y se cierran por la noche, siempre a la hora exacta. Al otro lado se encuentra el laberinto. De noche, las puertas se cierran… y, si quieres sobrevivir, no debes estar allí para entonces". Todo sigue un orden… y, sin embargo, al día siguiente suena una alarma. Significa que ha llegado alguien más. Para asombro de todos, es una chica. Su llegada vendrá acompañada de un mensaje que cambiará las reglas del juego. ¿Y si un día abrieras los ojos y te vieses en un lugar desconocido sin saber nada más que tu nombre? Cuando Thomas despierta, se encuentra en una especie de ascensor. No recuerda qué edad tiene, quién es ni cómo es su rostro. Sólo su nombre. De pronto, el ascensor da un zarandeo y se detiene. Las puertas se abren y una multitud de rostros le recibe. "Bienvenido al Claro —dice uno de los adolescentes—. Aquí es donde vivimos. Esta es nuestra casa. Fuera está el laberinto. Yo soy Alby; él, Newt. Y tú eres el primero desde que mataron a Nick".




 Por un lado he encontrado una historia con una trama original y muy adictiva, pero por otro me ha quedado la sensación de que no ha cumplido del todo mis expectativas.
La historia comienza cuando Thomas (el protagonista), aparece en un claro rodeado de muros enormes. Está desorientado, confuso, y no logra recordar nada de su pasado, sólo su nombre. Las docenas de chicos que habitan allí tampoco recuerdan nada, pero le
cuentan que los más antiguos llevan allí dos años, y que desde entonces cada mes aparece un nuevo chico. También, una vez a la semana les llegan víberes, ropa, herramientas y todo lo necesario para sobrevivir, pero no saben quién se encarga de hacerlo ni con qué motivo.
Las pistas de lo que hay detrás del laberinto, del porqué está o de quién lo ha hecho son escasas. Vamos descubriendo lo todo a la vez que lo hacen los protagonistas. Sólo contaba con la ligera idea de lo que podía pasar a través de mi imaginación y de la experiencia de haber leído historias de este mismo tipo; distópicas.
Al igual que Thomas sentimos impotencia, desconcierto y frustración. No sabemos nada, nos hacemos mil preguntas y barajamos mil respuestas. El autor escribe capítulos relativamente cortos que siempre (y cuando digo siempre, es siempre) acaban con una pequeña bomba de relogería. Siempre suelta algo que enmaraña más si cabe el misterio, o te da respuestas que desencadenan el doble de preguntas.
Me ha costado bastante terminarlo porque hay mucho vocabulario exclusivo del libro. Además, el principio cuesta mucho leerlo porque, en mi opinión, es un poco lento.
Me decepcioné un poco porque cuando acabé de leerlo todavía tenía muchas duda al respecto sobre todo.
Si que tengo que destacar una cosa; la crueldad. Hay varias escenas demasiado descriptivas en mi opinión sobre cosas demasiado desagradables.
Me ha gustado desconectar un poco del tema amor y centrarme en el misterio y las incógnitas.





2 comentarios

  1. ME encantó este libro! aunque esperaba un poquillo más de acción me gustó mucho <3

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Nos encanta saber qué opinas sobre lo que publicamos, ya sea positivo o negativo. Ayúdanos a mejorar y crecer, pero siempre con respeto. ¡Saludos! ^^